Cómo, cuando y cuanto kéfir tomar al día

A pesar de las increíbles propiedades y los excepcionales beneficios que tiene el kéfir, no ha sido hasta hace poco que ha comenzado a tomarse este probiótico de manera generalizada. Esto ha provocado que la información que hay sobre su consumo sea un poco escasa y difícil de encontrar.

En este artículo te voy a mostrar la guía más completa sobre cómo, cuando y cuánto kéfir se puede tomar al día. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo se puede tomar el kéfir de leche?¿Y el de agua?

Uno de los principales motivos por los que cada vez se consume más el kéfir es debido a que es un alimento muy versátil. Gracias a la amplia variedad que podemos encontrar de maneras de tomar el kéfir, ya sea este comprado en un supermercado o preparado de manera casera, prácticamente cualquiera puede consumirlo.

Por ejemplo, podemos encontrar kéfir con lactosa, sin lactosa, para diabéticos, vegano y multitud más de tipos. Por este motivo, las maneras en las que se puede tomar el kéfir son muy amplias, sobre todo en el caso del kéfir de leche. Las más destacadas son:

  • Consumirlo como si fuera un yogur o una bebida
  • Hacer otros fermentos como queso
  • Usarlo para hacer batidos en vez de leche
  • Bizcochos y tartas
  • Poner fruta o tomarlo con fruta cortada
  • Con cereales saludables como la chía, la quinoa o la avena
  • Como sustituto de la leche en cafés con leche
  • Para hacer postres como helados, flanes o tortitas
  • Es el principal ingrediente del kumis
  • Ponerlo en otras preparaciones como ensaladas
  • En el caso del de agua, tan solo se puede tomar como una bebida sin gas

Como puedes observar, hay multitud de maneras de consumir el kéfir. Se puede tomar solo y disfrutar de su sabor un poco ácido o se puede utilizar para crear otras preparaciones. En cualquier caso, es importante que no lo tomes en exceso y que tengas en cuenta las contraindicaciones de tomar kéfir. A continuación vamos a explicarte la cantidad que debes consumir.

También podrían interesarte estas recetas con kéfir natural.

¿Cuánto yogur kéfir se debe consumir al día?

Igual que el resto de alimentos, es importante no consumir el kéfir en exceso, sobre todo si nunca lo has tomado antes. Para tomar probióticos, debes dejar a tu cuerpo acostumbrarse a los microorganismos que tienen estos superalimentos.

Tanto tu flora intestinal como el resto de tu aparato digestivo, pueden reaccionar mal si la primera vez que tomas leche kefirada consumes demasiada. Por ello, es primordial que añadas el kéfir poco a poco a tu dieta y, en caso de que te siente mal, dejes de tomarlo. Puedes hacerlo así:

  1. Al principio toma 100 ml al día: Esta es una cantidad más que suficiente para que tu cuerpo se vaya acostumbrando. Si ves que te cuesta un poco digerirlo, tómalo en 2 comidas diferentes.
  2. Aumenta a 250 ml: Si ves que esos 100 ml al día te sientan bien, entonces puedes incrementar la dosis hasta el cuarto de litro. Otra vez, si ves que tu digestión es un poco pesada, repártelo en diferentes ingestas.
  3. Incrementa la cantidad hasta los 500 ml: Si llegados a este punto todavía no te ha sentado mal, entonces es muy poco probable que lo haga. Aún y así, durante unos días es recomendable que no tomes más de medio litro. Si te sigue sentando bien, entonces podrás tomar todo el que quieras, siempre y cuando tengas en cuenta las calorías.

La cantidad que se puede tomar de este probiótico dependerá de tu aparato digestivo y de tu tolerancia a los alimentos nuevos, por lo que seguir estas instrucciones no asegura que este te siente bien. Ahora bien, es posible que te evite tener que pasar algún día con problemas estomacales. En el caso de que no ocurra, puedes tomarlo a diario.

Descubre aquí dónde comprar kéfir

¿Cuándo es mejor comer el kéfir? ¿En ayunas? ¿Por la noche?

A sabiendas de que me voy a repetir, vuelvo a decir lo mismo. Cada cuerpo es un mundo y no a todo el mundo le sienta igual un alimento, así que depende. Lo mejor que puedes hacer, como en el caso anterior, es probar a tomarlo a diferentes horas del día y experimentar cuando te sienta mejor y cuando no.

En el caso del kéfir de leche, probablemente te siente mejor tomarlo por la mañana, ya que, por lo general, los lácteos son un poco difíciles de consumir. Sin embargo, el kéfir de agua no tiene lactosa alguna, así que seguramente no encuentres diferencia alguna si lo tomas por la mañana o por la tarde.

Hasta aquí esta guía completa sobre cómo tomar kéfir y todas las cosas que debes saber. Además de este artículo, aquí tienes otros posts de nuestro blog para que puedas seguir informándote sobre este maravilloso probiótico. ¡Echa un vistazo!

 

También podría interesarte:

Deja un comentario