Kéfir de agua casero

A pesar de ser algo menos conocido, mucha gente prefiere el kéfir de agua al de leche. El hecho de usar un medio de fermentación diferente a la leche, evita todos los problemas de alergias e intolerancias que esta puede dar, por lo que es la receta del kéfir casero que suele escoger la gente para hacer kéfir sin lactosa.

Cómo hacer kéfir de agua en casa: Preparación

Hay muchas maneras diferentes de preparar el kéfir de agua. Esta variedad, resulta algo más insípida porque no tiene el gusto de la leche, así que es necesario añadir otros condimentos para darle sabor.

Puedes probar a hacerlo primero como a mi me gusta y después puedes experimentar por tu cuenta. ¡El mundo del kéfir es infinito! Solo necesitarás los ingredientes que verás a continuación, un recipiente de más de un litro y un colador que no sea de aluminio.

Receta de agua de kéfir paso a paso

Ingredientes:

Preparar kéfir de agua

  • 1L de agua
  • 150g de nódulos de kéfir
  • 30 gramos de azúcar
  • 20 gramos de pasas

Receta de kéfir de agua

Como seguramente sepas, la preparación del kéfir de agua es muy simple, pero requiere un poco de atención. Procura no hacerlo si vas a estar más de un día fuera de casa. Aquí tienes las instrucciones paso a paso:

  1. Añadir el litro de agua en un recipiente junto al azúcar y mezclar bien. Si quieres tomar kéfir de agua sin azúcar, es mejor que lo prepares de leche ya que esta variedad, sin azúcar es un poco insípida.
  2. Poner los nódulos del kéfir y las pasas en el agua. Puedes poner más frutas si te apetece o cambiar las pasas por otras si no te gustan. A medida que vayas experimentando, encontrarás tu mejor kéfir de agua.
  3. Cerrar herméticamente el recipiente y dejarlo reposar durante 24 horas a temperatura ambiente. Trata de abrir el bote y remover la mezcla cada 8 horas para evitar que se vuelva demasiado ácido.
  4. Una vez el kéfir esté a tu gusto, colarlo para quitar los gránulos y tener la leche kefirada. Pruébalo para saber si le hace falta un poco más de azúcar.
  5. Si te apetece hacer más kéfir de agua, vuelve a poner los gránulos dentro del recipiente (sin lavar ambas cosas) y echa otra vez agua. Aprovecha para hacer las variaciones que quieras, como echarle menos o más azúcar, o más agua si lo quieres más líquido, o otros condimentos que creas que pueden estar buenos.
  6. Repite el proceso tantas veces como kéfir de agua quieras.

Como puedes ver, preparar kéfir de agua casero es muy sencillo. Es una receta muy fácil con la que tendrás un alimento de máxima calidad. Puedes comentar cómo te gusta a ti el kéfir y compartir tus recetas con otros usuarios. Si quieres encontrar otras variaciones de kéfir de agua, sigue navegando por la web. ¡Hay un montón de recetas!

¡Descubre aquí los beneficios del kéfir!

Como puedes ver tanto por la explicación como por el vídeo, preparar agua de kéfir casera es muy sencillo y apenas requiere dedicación. A medida que vayas preparando tu agua kefirada, estos pequeños nódulos de agua (conocidos como tíbicos) se irán reproduciendo lentamente. En el caso de que quieras multiplicarlos, no te preocupes porque aquí también te lo voy a explicar.

Cómo reproducir, alimentar y multiplicar kéfir de agua

Son muchas las personas que les gusta regalar nódulos de kéfir a sus amigos y familiares para que más personas puedan conocer las increíbles propiedades de este probiótico. Sin embargo, si eres una de ellas, te habrás dado cuenta de que preparando tu propio kéfir, los tíbicos se reproducen muy lentamente, siendo casi imperceptible de una preparación a la siguiente.

La mejor manera de reproducir el kéfir de agua es usando melaza. Si no sabes qué es la melaza, te lo explico rápidamente. La melaza es un como una crema de azúcar la cual tiene muchas sales minerales que son muy beneficiosas para los tíbicos.

Mientras que de normal, después de cada preparación con azúcar normal, los nódulos crecen un 1%, con la melaza pueden llegar a reproducirse hasta un 20% de su peso. Sigue estos pasos para reproducirlos de manera efectiva:

  1. Añadir un litro de agua, 100 gramos de gránulos de kéfir y 2 cucharadas soperas de melaza en un recipiente.
  2. Llevar a cabo los mismos pasos como si quisieras hacer tu propia agua de kéfir.
  3. Una vez acabada la preparación, cuela los nódulos. No te preocupes si salen de un tono más oscuro, siempre podrás lavar tus nódulos de kéfir.
  4. Tirar el agua kefirada que haya salido (su sabor es muy fuerte, no es muy común tomarla).
  5. Pesar los nódulos resultantes.

Si has hecho todos los pasos bien, verás que el peso de los nuevos nódulos rondará los 120 gramos, aunque todo depende un poco del tiempo que los hayas dejado fermentar y la cantidad de melaza.

No es muy recomendable usar siempre la melaza, ya que, como hemos dicho, el agua kefirada resultante de usar la melaza es un poco fuerte y los nódulos poco a poco van cogiendo ese sabor. Siempre puedes apartar unos pocos para ir reproduciéndolos y hacer tus propios cultivos.

¿Te da pereza reproducir tu propio kéfir? Entonces entra aquí y, por un precio bastante económico, podrás comprar tus tíbicos. ¡Adelante!

Summary
recipe image
Recipe Name
Kéfir de agua casero
Author Name
Published On
Preparation Time
Cook Time
Total Time
Average Rating
41star1star1star1stargray Based on 13 Review(s)
Deja un comentario