Kéfir de leche casero

Cuando pensamos en el kéfir, la gran mayoría de las veces pensamos en un lácteo con un sabor ácido y con una textura parecida al yogur. Este es conocido como kéfir de leche porque el en el que tiene lugar la fermentación es la leche. En este artículo te voy a explicar cómo hacer kéfir casero de leche paso a paso y de manera muy sencilla. ¡Vamos allá!

Cómo hacer kéfir de leche en casa paso a paso

Tanto el kéfir de leche como el de agua tienen una preparación bastante similar y sencilla. Sin embargo, mucha gente consideraría que hacer esta receta es un poco difícil, no por su complejidad, sino por los matices que puede tener. La cantidad de nódulos que eches variará muchísimo la textura, igual que el tiempo de fermentación. Yo te voy a explicar cuál es la que yo considero que es mejor, pero siempre puedes experimentar por ti mismo.

Receta de kéfir de leche casero

Ingredientes:

Cómo preparar kéfir de leche casero

  • 1L de leche
  • 150g de nódulos de kéfir
  • 30 gramos de azúcar
  • Fruta o otros condimentos al gusto

Receta de kéfir de leche casero

Es muy común añadir otros alimentos al kéfir además de la leche, como fresas o otras frutas que sirvan para darle un sabor más dulce. Igual que con la textura, la mejor manera de encontrar el que más te guste es haciendo mucho y experimentando. Yo te recomiendo la fresa.

  1. Preparar los condimentos que quieras echar al kéfir. Si vas a poner fruta, lo mejor es batirla.
  2. Colocar en un recipiente hermético y de cristal la leche, los nódulos, el azúcar y los condimentos.
  3. Cerrar herméticamente y dejar reposar durante 24 horas a temperatura ambiente y en un lugar alejado de la luz del sol.
  4. Abrir el bote cada 8 horas y remover para que salgan los gases propios de la fermentación y evitar así que quede demasiado ácido.
  5. Una vez pasadas las 24 horas, abrir el tarro y colar la leche kefirada para quitar los nódulos. Ya está tu kéfir de leche listo.
  6. Poner los gránulos dentro del mismo recipiente y con más leche para que se conserven bien. Puedes colocar el recipiente en la nevera para evitar que fermente si no quieres más.
  7. Disfrutar de una agradable bebida probiótica con multitud de propiedades.
  8. Repetir el proceso tantas veces como quieras tomar kéfir.

Como puedes ver, preparar kéfir de leche casero en casa es muy sencillo. Ten en cuenta que, cuantas más veces repitas la receta, mejor te quedará y más a gusto te saldrá. Después, con esta leche kefirada podrás hacer otras recetas, como yogur o queso, todas ellas deliciosas. Continúa navegando por nuestra web para encontrar las mejores recetas con kéfir. Te encantarán.

También te dejo un enlace a Amazon España para que, si no tienes todavía búlgaros en casa (los nódulos), puedas comprarlos por un precio bastante económico y comenzar tus preparaciones:

 

Cómo hacer nódulos de kéfir en casa desde cero

Son muchas las personas que quieren empezar a tomar kéfir casero pero no saben cómo conseguir los nódulos necesarios para preparar la leche kefirada. Hay quienes tienen la suerte de que un amigo los cultive y se los pueda regalar, hay otros que deciden que como cuestan poco dinero es más fácil comprarlos y otros que prefieren hacer sus propios cultivos.

Si eres de estos últimos, has llegado al lugar indicado, porque te voy a enseñar cómo hacer nódulos de kéfir en casa desde cero.

Cómo hacer nódulos de kéfir de leche en casa

Los nódulos de kéfir de leche, también conocidos como búlgaros, son unas colonias de bacterias que se alimentan de la lactosa de la leche. Hay que diferenciarlos de los tíbicos, los nódulos del kéfir de agua. Estos, desgraciadamente, son muy difíciles de preparar, así que no podemos explicar como hacer nódulos de kéfir de agua en casa.

Actualmente se conocen 2 maneras de preparar estos cultivos para que crezcan los gránulos del kéfir. La primera es la más rápido, ya que tan solo requiere 5 días, mientras que la segunda tarda alrededor de unos 20 días. El resultado de ambas es el mismo, así que es mejor llevar a cabo la primera receta para crear estos granos.

Cómo conseguir que crezcan los gránulos de kéfir paso a paso

Esta receta es muy sencilla y tan solo tardaremos unos 5 minutos en tenerla lista. Sin embargo, como hemos mencionado previamente, la preparación dura varios días, ya que debe tener lugar un proceso de fermentación, cosa que es muy lenta. ¡Vamos a ver cómo se hace!

Preparación del cultivo de búlgaros de leche con yogur

Ingredientes y utensiliosComo hacer bulgaros de leche desde cero

  • 1L de leche (si no es ultradesnatada mejor)
  • 250 ml de yogur natural
  • Recipiente de cristal de 1,5L
  • Paño de tela para cubrir
  • Cinta, cuerda o goma elástica
  • Papel de periódico
  • Colador de plástico

Receta del cultivo de búlgaros de leche con yogur

Es muy importante tener todos los utensilios bien limpios para evitar problemas en la fermentación de los búlgaros. Ten en cuenta que el proceso comienza a nivel microscópico, por lo que cualquier bacteria podría ser muy perjudicial para los granos.

  1. Limpiar, desinfectar y esterilizar bien todos los utensilios, tanto el recipiente como el paño de tela y el colador (aunque este último solo es necesario al final).
  2. Colocar la leche a calentar en el fuego sin dejar que llegue a hervir. La temperatura de ebullición de la leche es a los 100ºC.
  3. Retirar la leche del fuego y dejar enfriar. Gracias a este proceso habremos eliminado las bacterias de la leche.
  4. Una vez la leche esté fría, colocarla en el recipiente de cristal junto al yogur y remover bien.
  5. Tapar con el paño de tela y cerrarlo bien con la cinta, cuerda o goma elástica.
  6. Poner el papel de periódico alrededor del recipiente para protegerlo de la luz solar.
  7. Colocar en un lugar seco y oscuro durante 5 días. Es importante que no muevas el frasco en ningún momento.
  8. Una vez pasados los 5 días, verás que hay grumos en la leche, estos son los gránulos. Ahora debes colar la leche con mucho cuidado para que no se rompa ningún nódulo.
  9. Colocarlos en un recipiente con leche y dejarlo fermentar para hacer kéfir de leche o ponerlo en la nevera para conservarlo.

Como puedes ver, esta receta es muy sencilla y tan solo deberás dedicarle 5 minutos. Si crees que esperar 5 días para tener solo unos pocos gránulos, siempre puedes aumentar las cantidades de leche y de yogur para que salgan más o bien puedes comprarlos. En nuestra tienda podrás encontrarlos. Veamos ahora como es el otro método.

¿Te encanta el kéfir? Echa un vistazo a nuestro artículo sobre las mejores recetas con kéfir.

Cómo crear granos de kéfir caseros sin yogur

Ingredientes y utensilios

  • 1L de leche (si no es ultradesnatada mejor)
  • Recipiente de cristal de 1,5L
  • Paño de tela para cubrir
  • Cinta, cuerda o goma elástica
  • Papel de periódico
  • Colador de plástico

Cómo crear granos de kéfir caseros sin yogur

Este método es muy similar al anterior. La única diferencia que hay es, obviamente, que no se utiliza yogur. Esto provoca que las bacterias que forman los búlgaros tengan que desarrollarse a partir de la propia leche. Colocar yogur sirve para comenzar con unas pocas bacterias y así acelerar el proceso. De esta manera, el tiempo requerido para que crezcan los nódulos es muy superior.

  1. Limpiar, desinfectar y esterilizar bien todos los utensilios que vas a utilizar.
  2. Calentar la leche en una olla evitando que hierva.
  3. Dejar enfriar.
  4. Una vez la leche esté fría, ponerla dentro del recipiente de cristal.
  5. Cerrar el bote con el paño de tela y ligarlo con la cinta para que no entren bacterias ni polvo.
  6. Tapar el recipiente con papel de periódico para que no entre en contacto con la luz del sol y no matar las bacterias.
  7. Colocar en un lugar seco y oscuro durante 20 días.
  8. Retirar el papel cada 3 o 4 días para comprobar que no se haya contaminado la leche. Si tiene hongos de color verde o algún otro color que no deba estar ahí, tira la mezcla y vuelve a comenzar.
  9. Pasados los 20, verás que lo del recipiente parece leche cortada. Cuela la mezcla para sacar los nódulos.
  10. Poner los nódulos en el mismo recipiente con un poco más de leche para conservarlos. Puedes ponerlos en la nevera si no quieres hacer leche kefirada o fuera a temperatura ambiente para preparar kéfir de leche.

Hacer nódulos de kéfir caseros es muy fácil si sabes cómo. De hecho, hay muchas empresas que se aprovechan un poco de este desconocimiento para vender estos pequeños nódulos a unos precios desorbitados, pero ahora que conoces esta receta, podrás crearlos por ti mismo. Sabemos que aún y así, este proceso puede resultar un poco confuso, así que aquí tienes un vídeo que te ayudará.

¿Se pueden cultivar nódulos de kéfir de agua desde casa?

Lamentablemente, no se pueden crear tíbicos desde cero, al menos de una manera tan sencilla como con los búlgaros. Las bacterias que conforman estos pequeños nódulos son muy difíciles de encontrar en alimentos tan cotidianos como un yogur.

Así que, si te quieres preparar tú mismo tu kéfir de agua casero, será mejor que o bien compres los nódulos o bien se los pidas a alguien que tenga y se le vayan reproduciendo. Bueno, también puedes optar por usar los búlgaros.

Si quieres tomar tu propio kéfir casero, ¿a qué esperas para comenzar a hacer tus propios gránulos? Además, aquí, en recetakefir.com encontrarás multitud de recetas para aprovechar estos granos al máximo. ¡Eres bienvenido!

Además de la receta de los búlgaros de leche, en Recetakefir.com también encontrarás:

Kumis casero con kéfir

La gran mayoría de personas no saben qué es el kumis. El kumis es una bebida que se hace a partir del kéfir pero variando bastante las concentraciones de sus ingredientes y un poco su preparación aunque, a efectos prácticos es bastante similar, la única diferencia es la textura. ¿Quieres aprender cómo hacer kumis con kéfir casero? Aquí te muestro la receta paso a paso. ¡Sigue leyendo!

Cómo hacer Kumis caseros con Kéfir

A pesar de que el kumis se haga de una manera similar al kéfir, durante su preparación se tiene que calentar un poco la leche, por lo que parte de las colonias de bacterias de los nódulos del kéfir se dañan un poco, perdiendo así parte de sus propiedades. Aún y así, el kumis sigue siendo un alimento muy beneficioso para nuestra salud y delicioso.

Receta de Kumis con kéfir casero

Ingredientes:Cómo hacer kumis casero con kéfir

  • 1L de leche / 1L de agua
  • 300g de nódulos de kéfir
  • 30g de azúcar

Receta de Kumis con kéfir casero

Antes de preparar la receta debes tener en cuenta que, cuanto más rato dejes fermentar el kumis, más espeso será. A medida que vayas haciendo esta elaboración, podrás decidir cómo te gusta más.

  1. Calentar la leche a unos 45ºC en el fuego.
  2. Una vez haya llegado a la temperatura indicada, poner el azúcar (a no ser que quieras hacer kumis sin azúcar).
  3. Remover durante 1 minuto para que se disuelva bien.
  4. Retirar la leche del fuego para que se enfríe un poco hasta los 25ºC (temperatura ambiente más o menos).
  5. Añadir en un recipiente con 1,5L de capacidad la leche y los nódulos de kéfir.
  6. Cerrar herméticamente y dejar reposar durante unas 16 horas. Como hemos mencionado antes, cuanto más rato lo pongas más espeso estará y viceversa.
  7. Abrir y remover cada 6 o 7 horas para que salgan los gases de la fermentación y que no quede demasiado ácido el kumis.
  8. Una vez pasadas las 16 horas, colar la mezcla para quitar los gránulos, devolverlos al recipiente con un poco más de leche y colocarlo en la nevera para conservar las colonias de bacterias.
  9. Disfrutar de una deliciosa bebida con multitud de propiedades y beneficios para tu salud.
  10. Repetir el proceso tantas veces como quieras.

Como has podido observar, preparar kumis casero es muy fácil. Para facilitarte la tarea, puedes usar una Thermomix para cambiar de temperatura. También, esta misma receta se puede aplicar a cualquier otro tipo de cultivo láctico que encuentres en el mercado. Hay sobres preparados directamente para hacer kumis que se echan directamente y se disuelven. Como ya sabes, aquí somos amantes del kéfir y nos encanta aprovechar al máximo este superalimento, solo tienes que navegar un poco por recetakefir.com para descubrirlo. ¡Adelante!

Además de la receta del kumis, en nuestra web podrás encontrar:

 

 

Kéfir con canela

La canela es una especia muy común en la mayoría de postres. No solo da a nuestras recetas un toque delicioso, sino que además tiene muchos beneficios, propiedades y ventajas para nuestra salud. ¿Por qué no juntar este superalimento con el kéfir para hacer kéfir con canela? Tiene buena pinta, ¿verdad? Aquí os muestro la receta paso a paso.

Cómo hacer kéfir con canela paso a paso

La receta del kéfir con canela es un poco diferente al resto de elaboraciones que se pueden hacer con la leche kefirada. Mientras que normalmente se suele poner el condimento en cuestión a fermentar con el kéfir o se pone después, en esta receta será todo lo contrario.

Receta de kéfir con canela

Ingredientes:Receta kefir con canela

  • 1L de leche
  • 1 rama de canela
  • 25g de azúcar
  • Piel de limón rallada
  • 150g de gránulos de kéfir

Receta de kéfir con canela

Fácil, sencilla y para toda la familia. Siguiendo los pasos que te voy a enseñar a continuación, no solo conseguirás un postre de 10 sino que aprenderás otra manera de preparar el kéfir. ¡Vamos allá!

  1. Rallar el limón y trocear un poco la canela.
  2. Añadir la leche junto a la piel y la canela al fuego para que coja el sabor y la esencia de ambos.
  3. Una vez comience la leche a hervir, la sacamos del fuego y la dejamos enfriar a temperatura ambiente (si ponemos los gránulos directamente con la leche caliente se dañarían).
  4. Cuando se haya enfriado completamente, poner en un recipiente con una capacidad de 1,5L (más o menos) la leche, los gránulos y el azúcar. Puedes poner más o menos azúcar según tus gustos. También puedes poner sacarina u otros edulcorantes.
  5. Dejar reposar durante 24 horas a temperatura ambiente y alejado de la luz solar.
  6. Cada 8 horas abrir y remover la mezcla para que salgan los gases provenientes de la fermentación del kéfir.
  7. Una vez pasado el día, colar la mezcla para quitar los nódulos, devolverlos al recipiente y poner más leche para conservarlos.
  8. La leche colada, conocida como leche kefirada, es tu delicioso kéfir con canela. Tiene buena pinta, ¿verdad? Pues ya está listo para tomar.
  9. Para acabar, puedes colocar un poco de kéfir en un vaso y espolvorear un poco de canela por encima para tener un vaso con una pinta deliciosa como la de la imagen.
  10. Disfrutar de esta maravillosa receta.

Como puedes ver, preparar kéfir con canela es muy fácil, sencillo y no tienes que ponerle demasiada atención. Una vez acabada la receta y hayas probado esta maravillosa mezcla, no querrás tomar nada más.

Aquí, en recetakefir.com encontrarás muchas más maneras de preparar el kéfir. ¡Echa un vistazo!

Además de la receta del kéfir con canela, en Recetakefir.com también encontraras:

Batido de kéfir

Una de las mejores maneras de comer sano y de disfrutar de una bebida refrescante en verano o después de hacer ejercicio, es en forma de batido. Comerse una fruta puede ser un poco aburrido pero, coger muchas, juntarlas y batirlas en una deliciosa bebida… Eso está bastante mejor. Normalmente se suele usar leche normal pero, ¿por qué no pruebas a hacer un batido de kéfir casero? Aquí te enseñaré cómo.

Cómo hacer un batido de kéfir

Las posibilidades que hay al preparar batidos con kéfir son infinitas. Hay tantísimas frutas, frutos secos y otro tipo de alimentos que el único límite es tu imaginación y tus ganas de probar posibilidades nuevas. Se pueden hacer batidos con kiwi, piña, plátano, mango, arándanos, avena, chía, frambuesas, sandía, melón… Con cualquier cosa que se te ocurra. Incluso se pueden echar claras de huevos para tener proteínas. Nosotros te vamos a enseñar una receta que es más probable que te guste.

Receta de batido de kéfir con fresas

Ingredientes:

Cómo hacer batido de kéfir con fresas

  • 1L de leche
  • 150g de nódulos de kéfir
  • 2 cucharadas de miel
  • 6 fresas
  • 2 plátanos
  • 1 cucharada de chía

Receta de batido de kéfir con fresas

Las fresas y el plátano le darán un sabor maravilloso, la miel le dará un toque dulzón que te encantará y la cucharada de chía le dará un toque muy sano a la mezcla. Aclarar que los primeros pasos son por si quieres hacer kéfir casero. En caso de que lo compres, empieza directamente por el punto 4.

  1. Añadir los nódulos y la leche a un recipiente hermético de 1L y medio de capacidad (más o menos).
  2. Cerrar herméticamente y dejar reposar durante 1 día a temperatura ambiente para que se produzca la fermentación del kéfir. Es importante abrirlo y remover cada 8 horas para que salgan los gases de la fermentación.
  3. Una vez pasadas las 24 horas, colar los nódulos del kéfir, devolverlos al recipiente y poner un poco más de leche para que se conserven bien.
  4. Quitar la piel del plátano y cortar las hojas de las fresas.
  5. Añadir el kéfir, las fresas, los plátanos, la chía y la miel dentro de un bote y batir hasta que quede una mezcla líquida.
  6. Disfrutar de una agradable bebida refrescante, deliciosa y sana.

Como puedes ver, preparar un batido de kéfir si tienes ya preparada la leche kefirada es muy rápido, fácil y sencillo. Tan solo deberás invertir 2 minutos en preparar la fruta y después batir. Ten en cuenta que el mundo de los batidos es inmenso y que puedes encontrar recetas con ellos que nunca te imaginarías. Si quieres encontrar otras maneras de preparar el kéfir, navega por recetakefir.com para encontrar alguna que te guste. ¡Tenemos muchas!

Kéfir de té

El té es una de las bebidas más sanas que existen. Hay muchísima variedad y sus propiedades son impresionantes: es antioxidante, diurético, protege el sistema inmunológico y de las enfermedades cardiovasculares y, además está muy bueno. ¿Por qué no juntar esta bebida con el kéfir y hacer kéfir de té? No hay ningún motivo para no hacerlo, así que vamos allá.

Cómo hacer Kéfir de Té

Para preparar el kéfir de té podrás escoger cualquier té. Hay multitud de tipos de té y debes tener en cuenta que parte de su sabor se pasará al kéfir, por lo que debes escogerlo muy bien. Hay té rojo, verde, blanco, matcha, de menta… muchísimos, así que es recomendable probar el té que vayas a usar antes de hacer el kéfir. Dicho todo esto, vamos a empezar con la receta.

Receta de Kéfir con té

Ingredientes:

  • 6 bolsitas de téReceta kefir de te
  • 1L de agua
  • Azúcar
  • 150g de nódulos de kéfir de agua

Receta de Kéfir de té

Hacer esta receta es muy rápido, sencillo y fácil. Tan solo deberás mezclar la manera de hacer el té con la receta del kéfir. Se hace así:

  1. Echar el azúcar al agua que normalmente añadirías para preparar un litro de té. Si no sueles echar, es recomendable que pongas mínimo una cucharada para facilitar la fermentación de los nódulos.
  2. Poner a hervir el litro de agua con las 6 bolsitas de té para hacer un té normal y corriente.
  3. Una vez se haya acabado de hacer el té, dejar enfriar hasta que esté a temperatura ambiente (unos 20ºC).
  4. Poner en un recipiente hermético el agua con las bolsitas preparadas previamente junto a los 150 g de gránulos de kéfir.
  5. Cerrar y dejar reposar durante 24 horas a temperatura ambiente y alejado de la luz solar para que tenga lugar la fermentación de los nódulos.
  6. Una vez pasadas las 24 horas, colar los nódulos del kéfir y devolverlos al recipiente junto con un poco de agua para que se conserven bien  o a otro recipiente con más leche (o agua) para que se conserve bien, el líquido colado será el kéfir de té.
  7. Repetir el proceso tantas veces como quieras hacer kéfir.
  8. Disfrutar de esta maravillosa bebida con tantos beneficios.

Como puedes ver, preparar kéfir con té es muy sencillo, fácil y los beneficios que tendrá para tu salud esta bebida serán incalculables. Si las propiedades y beneficios del kéfir ya son impresionantes, imagínate añadir las del té. Serás prácticamente indestructible. No hay que confundir esta receta con la kombucha, ya que este tipo de té se deja reposar 15 días en vez de 24 horas.

Kéfir de coco

No a todo el mundo le gustan los productos lácteos. Hay personas que son intolerantes a la lactosa, personas que no se sienten bien tomando productos de origen animal o que simplemente, no les gustan. Para todas esas personas, un muy buen sustituto al kéfir de leche, es el kéfir casero de coco. Este tiene muchos beneficios y además está delicioso. ¡Veamos la receta!

Cómo hacer kéfir de coco

El kéfir de agua de coco es bueno para los riñones, para el corazón, refuerza nuestro sistema inmunitario, nos hidrata, reduce nuestra ansiedad hacia la comida… sus propiedades son demasiado buenas como para no tomarlo. Sin embargo, siempre es mejor preparar tus propios alimentos antes que comprar el kéfir en algún supermercado. Aquí tienes su preparación paso a paso.

Receta de kéfir con leche de coco

Ingredientes:Receta kefir de coco

  • 1L de leche de coco
  • 150g de gránulos de kéfir
  • Azúcar al gusto

Receta de Kéfir con leche de coco

El agua de coco podrías obtenerla de los propios cocos, comprándolos y extrayéndola. Sin embargo, es muchísimo mejor comprarla directamente. En cualquier supermercado como Mercadona u otros la venden. El resto de la receta será como el kéfir de leche normal. Los pasos son los siguientes:

  1. Añadir los gránulos de kéfir, el litro de leche de coco y el azúcar que quieras echar en un recipiente hermético durante 24 horas a temperatura ambiente y alejado de la luz solar.
  2. Abrir y remover cada unas 8 horas para eliminar los gases producidos en la fermentación del kéfir.
  3. Pasadas las 24 horas abrir el bote, colar los nódulos con un colador que sea de plástico y devolverlos al bote con un poco más de leche para conservarlos bien.
  4. Repetir todo este proceso tantas veces como quieras kéfir de coco.
  5. Disfrutar de esta maravillosa bebida con tantas propiedades, beneficios y tan exquisito sabor.

Como puedes ver, preparar kéfir de coco casero es muy sencillo, necesita poca dedicación y puedes hacerlo tantas veces como quieras. A medida que lo vayas haciendo, irás perfeccionado y modificando la receta a tu gusto. Por ejemplo, puedes echarle frutas o otros alimentos para darle sabor. En esta web encontrarás muchas recetas con este superalimento, como yogur, queso, helado… Navega por recetakefir.com y encuentras las mejores recetas con esta maravillosa bebida. ¡Adelante!

 

También podrían interesante estas otras recetas con kéfir:

Flan de kéfir

El kéfir es un superalimento muy saludable, ecológico y versátil que se puede utilizar para hacer centenares de postres. Uno de los postres más tradicionales y que más suele gustar a la gente es el flan así que, ¿por qué no hacer un flan de kéfir casero? No te preocupes, aquí te voy a explicar la receta paso a paso para que puedas hacer tu flan casero.

Cómo hacer flan de kéfir casero

Si eres un amante de la cocina y de los postres, seguro que sabrás hacer un buen flan, sus ingredientes, su preparación… Como ya sabrás, el flan de huevo (el de toda la vida) lleva leche, y el kéfir en la mayoría de los casos, se prepara con leche. Ya deberías poder intuir cómo será la receta. Nosotros haremos flan de kéfir y naranja para que tenga un sabor mucho mejor, pero esta receta te servirá para hacer un flan con kéfir de cualquier sabor.

Receta de flan de kéfir y naranja

Ingredientes:

  • 1L de leche y 150g gránulos de kéfir / 350g de leche kefiradaFlan de kefir
  • 4 huevos medianos
  • 1 naranja exprimida
  • 50g de azúcar para hacer caramelo (si se quiere)
  • Stevia (al gusto)
  • Unas rodajas de naranja para decorar

Receta de flan de kéfir y naranja

Tanto si ya tienes preparado la leche kefirada para hacer tu flan como si no, vamos a enseñarte todo lo que debes saber para llevar a cabo esta receta. Ten en cuenta que siempre podrás experimentar con cualquier otro sabor, como el chocolate o el limón, y no tienes por qué usar la naranja. Si no la incluyes, tendrás también un flan muy bueno.

  1. Poner los gránulos de kéfir y la leche en un recipiente hermético durante 24 horas a temperatura ambiente y alejado de la luz solar.
  2. Remover y abrir cada unas 8 horas para eliminar los gases de la fermentación del kéfir.
  3. Pasadas las 24 horas, colar la leche kefirada y devolver los nódulos al recipiente junto a más leche para conservarlos bien. Ya tendremos nuestra leche kefirada. Es hora de preparar el flan.
  4. En caso de que quieras incluir el caramelo a tu receta, añadir en una sartén una cucharada de agua y el azúcar. Debes ir vigilándolo y removiéndolo para que no se cristalice. Estará listo cuando comencemos a ver el caramelo.
  5. Echar el caramelo en el molde donde vayamos a hacer el flan, repartiéndolo bien y dejar enfriar. De mientras, comenzaremos con el flan.
  6. Mezclar los huevos, la leche de kéfir, el zumo de naranja y la Stevia o azúcar al gusto en un bol, donde removeremos hasta tener una mezcla uniforme.
  7. Poner el molde del flan en una bandeja al baño maría, es decir, una bandeja con 2 dedos de agua donde dentro estará nuestro molde.
  8. Colocar el molde en el horno a unos 180ºC durante 40 minutos, estará listo para sacarlo cuando veamos que está bien cuajado del centro.
  9. Sacar del horno y dejar enfriar quitándolo del baño maría. Ahora es cuando puedes decorar tu flan. Puedes ponerle las rodajas de naranja por encima, poner un poco de caramelo si te ha sobrado o cualquier idea que tengas.

Como puedes ver, preparar un flan de kéfir es muy sencillo y requiere de muy pocas cosas. Si tienes la leche kefirada preparada o ya la has comprado del supermercado, hacer este maravilloso postre no te llevará ni una hora y podrás disfrutarlo con toda tu familia o durante días si es para ti solo. Ya sabes, ¿quieres un buen postre con kéfir? Pues cocina un buen flan.

 

También podrían interesante estas otras recetas con kéfir:

Helado de kéfir

Con el calor del verano, no hay nada que entre mejor que un buen helado. Sin embargo, normalmente esta clase de postre tiene conservantes, colorantes y edulcorantes en grandes cantidades y, a pesar de estas muy buenos, son de todo menos sanos. Pero, ¿y si lo hacemos nosotros? Sigue leyendo porque te voy a enseñar cómo hacer helado de kéfir casero.

Cómo hacer helado con kéfir casero

Los helados están hechos en su gran mayoría con leche, y el kéfir no deja de ser una especie de leche pero con mejores propiedades así que, obviamente, podremos hacer un buen helado con él. El único problema es que al congelar el kéfir pierde gran parte de sus beneficios al morir las bacterias que se los aportan, pero de todas maneras, sigue siendo un alimento muy saludable con el cual podemos controlar lo que comemos.

Receta de helado de kéfir

Ingredientes:Cómo hacer helado de kéfir

  • 1L de leche
  • 150g de nódulos de kéfir
  • 1 huevo
  • 125 mL de nata
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Miel al gusto

Receta de helado de kéfir casero

Esta es una receta bastante sencilla de hacer y que te permitirá tener helado completamente natural para varios días. Se puede hacer con una thermomix, con frutas, chocolate o otros ingredientes, pero eso es ya a tu elección. Lo mejor que puedes hacer es experimentar con ello. Vamos a los pasos.

  1. Introducir la leche y los nódulos de kéfir en un recipiente hermético durante 24 horas y abrir y remover cada 8 horas para eliminar los gases de la fermentación del kéfir.
  2. Pasadas las 24 horas, colar la leche kefirada e introducir los gránulos de nuevo en el recipiente con más leche para conservarlos bien.
  3. Mezclar la nata y el huevo (batido) en una cacerola y ponerlos en a fuego medio, y removiendo sin parar hasta que quede con una textura cremosa pero poco espesa.
  4. Cuando tenga la consistencia deseada, sacar del fuego y dejarla enfriar a temperatura ambiente.
  5. Una vez enfriada la mezcla, poner la leche kefirada preparada previamente, la esencia de vainilla, la miel al gusto y si quieres darle alguna clase de sabor, puedes poner chocolate o sirope de alguna fruta.
  6. Añade la mezcla a una heladera y congela el helado siguiendo las instrucciones de tu modelo (si no tienes puedes comprarlas aquí).
  7. Una vez terminado de congelarse el helado, puedes cambiarlo de recipiente y colocarlo en el congelador para que así se endurezca y tenga la consistencia del helado.

Y hasta aquí la receta paso a paso sobre cómo hacer helado de kéfir casero. Como puedes observar, si sabes preparar el kéfir y tienes una heladera es muy sencillo y en menos de 20 minutos lo puedes tener listo. El único problema radica en tener una heladera. Sin ella no puedes preparar esta receta ya que se congelaría la mezcla y no daría un helado, simplemente un bloque.

Podéis comentar vuestra opinión sobre la elaboración y compartir vuestras recetas con los demás usuarios. ¡Nos vemos en la siguiente receta!

También podrían interesarte estas otras recetas con kéfir:

Kéfir con café

Para merendar no hay nada mejor que un buen café con leche. Sin embargo, en los últimos años el kéfir ha empezado a tener mucha popularidad y, al hacerse a partir de la leche, ha empezado a sustituirle en muchas elaboraciones, como por el ejemplo, con el kéfir con café. Esta receta con kéfir es deliciosa y perfecta para una buena merienda. ¡Veámosla!

Cómo hacer kéfir con café

Antes de hacer un café con kéfir, debemos tener en cuenta de que la preparación no será exactamente la misma y que el resultado tampoco lo será. Al calentar el kéfir, las bacterias tan beneficiosas que tiene mueren, por lo que es importante saber que esta es una receta en frío. También puedes tomarla en caliente, pero ten en cuenta que al mezclar kéfir con café a alta temperatura, podrían dañarse los nódulos.

Receta Smoothie de kéfir y café

Para elaborar el kéfir con café no solo se deben juntar ambos alimentos y echar un poco de azúcar. Debemos hacer un tipo de batido llamado smoothie que le dará a nuestra bebida un toque delicioso a la par que irresistible. Un smoothie es como un batido cremoso, por lo que no quedará tan líquido. Eso hará que esté todavía más bueno si cabe la posibilidad. ¡Vamos a ello!

Ingredientes:Preparar kéfir con café

  • 1L de leche (no se puede con agua)
  • 150g gránulos kéfir
  • Azúcar al gusto
  • 1 taza de café (pon más o menos dependiendo de lo que te guste)

Receta de Smoothie de café y kéfir

Si ya tienes preparado el kéfir, tardarás más en beberte el batido que en la elaboración, pero como es posible que no sepas cómo prepararlo por ti mismo, voy a explicártelo, así nadie se pierde.

  1. Añadir los 150g de kéfir y el litro de leche a un recipiente hermético y dejar reposar durante 24 horas a temperatura ambiente y alejado de la luz solar. Es importante abrir y remover un poco 1 vez cada 8 horas.
  2. Pasadas las 24 horas, colar la leche kefirada para quitar los nódulos y devolverlos al recipiente, donde echaremos más leche para conservarlos.
  3. En una batidora o licuadora, poner tanto el kéfir de leche como el café y licuar / batir hasta que queden bien juntos y tenga la consistencia deseada.
  4. Echar el azúcar y, aunque no es necesario, también puedes añadir un poco de vainilla para darle un sabor más agradable.

Y ya está, ya puedes tomar un buen café con kéfir y disfrutar de una agradable tarde con tus amigos o familia. Recuerda que es importante no calentar la mezcla para que conserve todos sus beneficios. Si lo haces, corres el riesgo de que las bacterias mueran por la temperatura y pierda sus propiedades.

También podrían interesante estas otras recetas con kéfir: