Colador de Plástico para Kéfir

Si te gusta hacer kéfir, seguramente te guste tener tus propios accesorios para prepararlo. Uno de estos accesorios son los coladores para kéfir. ¿Es necesario comprar uno? ¿Qué pasa si el colador no es de plástico? ¡Descúbrelo ahora!

Catálogo de los mejores coladores para kéfir

Aquí te mostramos una selección de los mejores coladores relación calidad precio que puedes encontrar en Amazon. ¡Echa un vistazo!

 

¿Por qué comprar un colador para kéfir de plástico?

Los nódulos de kéfir son unas colonias de bacterias muy sensibles y si no se las trata bien, es muy sencillo que se acaben muriendo y haciendo que se pongan malos los gránulos. Por este motivo, es muy importante tener accesorios específicos para no ensuciar el kéfir, en este caso, un colador.

Podemos encontrar todo tipo de coladores de casa. Sin embargo, los mejores coladores son los de plástico. Este material se utiliza mucho en el sector alimentario porque no interactúa con la comida. Mientras que otros materiales como los metales pueden dañarla, el plástico la deja intacta, siendo así el mejor para colar el kéfir.

Es muy común tener un colador de metal en casa y querer aprovechar este para colar este probiótico natural. pero es muy importante evitar usarlo, ya que los materiales metálicos pueden dañar el kéfir.

¿Qué pasa si el kéfir toca metal?

En el proceso de fermentación que lleva a cabo el kéfir, tienen un papel muy importante sus iones. Al tener un metal en contacto con el kéfir, los iones de ambas cosas entran en contacto, transmitiendo iones del metal a los nódulos de kéfir.

Coladores para kéfir

Si los granos acumulan demasiada cantidad de iones metálicos, pueden contaminarse y provocar que la leche kefirada se vuelva tóxica para la salud.

Los metales como el latón, el cobre, el zinc y el aluminio son muy comunes en las casas y, por mal que suene, son los que más contaminan los nódulos. El único que se puede usar, aunque no es un metal en sí, sino una aleación, es el acero inoxidable, ya que los iones de este no pueden traspasarse al kéfir.

Otros tipos de coladores

Además de coladores de plástico y de acero inoxidable, también podemos encontrar coladores de tela, aunque estos no son tan efectivos como los otros tipos, ya que los orificios por los que puede salir la leche son muy pequeños y podría ser difícil el proceso de colarlo. La única ventaja que tienen es que no contaminan, ya que no están hechos de plástico.

Además, si lo que buscas no es colar sino simplemente almacenar el kéfir (o prepararlo), el mejor material para el recipiente que utilices es el vidrio, ya que no hace reacciones químicas con ningún material y sería imposible que contaminara los granos o la leche. El único problema es que es frágil, así que ¡deberás ir con cuidado!

¿Cómo colar el kéfir?

Colar el kéfir es un proceso que, a pesar de que haya que hacerlo con cuidado para no romper los nódulos, es muy sencillo. La mejor manera de enseñarte a hacer este proceso es de manera visual, así que ¡echa un vistazo a este vídeo!

Como puedes observar, colar tu kéfir es muy sencillo y, en cuanto le pilles la práctica lo harás en un momento. Ahora que ya sabes la importancia de tener un colador para tu kéfir, es momento de comprarlo. ¿A qué estás esperando? ¡Hazlo antes de que se acaben las mejores ofertas!

 

También podría interesarte: