Cómo hacer nódulos de kéfir en casa desde cero

Son muchas las personas que quieren empezar a tomar kéfir de leche casero pero no saben cómo conseguir los nódulos necesarios. Hay quienes tienen la suerte de que un amigo los use, quienes deciden comprarlos y otros que prefieren hacer sus propios cultivos.

Si eres de estos últimos, has llegado al lugar indicado, porque te vamos a enseñar cómo hacer nódulos de kéfir en casa desde cero. ¡Vamos allá!

Cómo hacer nódulos de kéfir de leche desde cero

Los nódulos de kéfir de leche, también conocidos como búlgaros, son unas colonias de bacterias que se alimentan de la lactosa de la leche. Hay que diferenciarlos de los tibicos, los nódulos del kéfir de agua. Estos, desgraciadamente, son muy difíciles de preparar, pero hablaremos de ello luego.

Actualmente se conocen 2 maneras de preparar estos cultivos para que crezcan los gránulos del kéfir. La primera es la más rápida, ya que tan solo requiere 5 días, mientras que la segunda tarda alrededor de unos 20 días. El resultado es el mismo, así que es mejor llevar a cabo la primera receta para crear estos granos.

Cómo conseguir que crezcan los gránulos de kéfir paso a paso

Esta receta es muy sencilla y tan solo tardaremos unos 5 minutos en tenerla lista. Sin embargo, como hemos mencionado, la preparación dura varios días, ya que debe tener lugar un proceso de fermentación, cosa que es muy lenta. ¡Vamos a ver cómo se hace!

Descubre los beneficios y los tipos de kéfir

Preparación del cultivo de búlgaros de leche con yogur o kéfir comprado

Ingredientes y utensilios

Como hacer bulgaros de leche desde cero
  • 1L de leche (si no es ultradesnatada mejor)
  • 250 ml de yogur natural
  • Recipiente de cristal de 1,5L
  • Paño de tela para cubrir
  • Cinta, cuerda o goma elástica
  • Papel de periódico
  • Colador de plástico

Receta del cultivo de búlgaros de leche con yogur o kéfir ya comprado

Es importante tener todos los utensilios bien limpios para evitar problemas en la fermentación de los búlgaros. Ten en cuenta que el proceso comienza a nivel microscópico, por lo que cualquier bacteria podría ser perjudicial para los granos.

  1. Limpiar, desinfectar y esterilizar bien todos los utensilios, tanto el recipiente como el paño de tela y el colador (aunque este último solo es necesario al final).
  2. Colocar la leche a calentar en el fuego sin dejar que llegue a hervir. La temperatura de ebullición de la leche es a los 100ºC.
  3. Retirar la leche del fuego y dejar enfriar. Gracias a este proceso habremos eliminado las bacterias de la leche.
  4. Una vez la leche esté fría, colocarla en el recipiente de cristal junto al yogur (o al kéfir ya fermentado) y remover bien.
  5. Tapar con el paño de tela y cerrarlo bien con la cinta, cuerda o goma elástica.
  6. Poner el papel de periódico alrededor del recipiente para protegerlo de la luz solar.
  7. Colocar en un lugar seco y oscuro durante 5 días. Es importante que no muevas el frasco en ningún momento.
  8. Una vez pasados los 5 días, verás que hay grumos en la leche, estos son los gránulos. Ahora debes colar la leche con mucho cuidado para que no se rompa ningún búlgaro.
  9. Coloca los nódulos en un recipiente con leche y déjalo fermentar para hacer kéfir de leche o ponlo en la nevera para conservarlo.

Si te parecen pocos los gránulos que salen tras esperar 5 días, siempre puedes usar kéfir comprado en el Mercadona u otro supermercado o bien aumentar las cantidades de leche y de yogur.

¿Te encanta el kéfir? Echa un vistazo a nuestro artículo sobre recetas con kéfir casero de leche.

Cómo crear granos de kéfir sin yogur en casa

Ingredientes y utensilios

  • 1L de leche (si no es ultradesnatada mejor)
  • Recipiente de cristal de 1,5L
  • Paño de tela para cubrir
  • Cinta, cuerda o goma elástica
  • Papel de periódico
  • Colador de plástico

Cómo crear granos caseros de kéfir sin yogur en casa

Este método es muy similar al anterior. La única diferencia que hay es, obviamente, que no se utiliza yogur. Esto provoca que los bacilos que forman las bolas de kéfir tengan que desarrollarse a partir de la propia leche.

Colocar yogur sirve para comenzar con unas pocas bacterias y así acelerar el proceso. De esta manera, el tiempo requerido para obtener el kéfir es muy superior.

  1. Limpiar, desinfectar y esterilizar bien todos los utensilios que vas a utilizar.
  2. Calentar la leche en una olla evitando que hierva.
  3. Dejar enfriar.
  4. Una vez la leche esté fría, ponerla dentro del recipiente de cristal.
  5. Cerrar el bote con el paño de tela y ligarlo con la cinta para que no entren bacterias ni polvo.
  6. Tapar el recipiente con papel de periódico para que no entre en contacto con la luz del sol y no matar los bacilos..
  7. Colocar en un lugar seco y oscuro durante 20 días.
  8. Retirar el papel cada 3 o 4 días para comprobar que no se haya contaminado la leche. Si tiene hongos de color verde o algún otro color que no deba estar ahí, tira la mezcla y vuelve a comenzar.
  9. Pasados los 20, verás que lo del recipiente parece leche cortada. Cuela la mezcla para sacar los hongos de leche.
  10. Poner los nódulos en el mismo recipiente con un poco más de leche para conservarlos. Puedes ponerlos en la nevera si no quieres hacer leche kefirada o fuera a temperatura ambiente para preparar kéfir de leche.

Preparar nódulos caseros de kéfir es muy fácil si sabes cómo. De hecho, hay muchas empresas que se aprovechan un poco de este desconocimiento para vender estos pequeños búlgaros a unos precios desorbitados.

Sabemos que aún así, este proceso puede resultar un poco confuso, así que aquí tienes un vídeo que te ayudará a obtenerlos.

¿Se pueden cultivar nódulos de kéfir de agua (tibicos) desde casa?

Lamentablemente, no se pueden crear tíbicos desde cero, al menos de una manera tan sencilla como con los búlgaros. Las bacterias que conforman estos pequeños nódulos son muy difíciles de encontrar en alimentos tan cotidianos como un yogur.

Lo que sí se puede hacer con estos gránulos es alimentarlos y reproducirlos para conseguir multiplicarlos y de esta manera poder regalarlos o venderlos.

Cómo reproducir, alimentar y multiplicar kéfir de agua o leche para que crezca más rápido

A muchas personas les gusta regalar nódulos de kéfir a sus amigos y familiares para que puedan tomar este probiótico. Sin embargo, si eres una de ellas, te habrás dado cuenta de que preparando tu propia agua kefirada, los tibicos se reproducen muy lentamente.

La mejor manera de reproducir el kéfir es usando melaza, una crema de azúcar la cual tiene muchas sales minerales que son muy beneficiosas para los tibicos y búlgaros.

Mientras que de normal, después de cada preparación con azúcar blanca o leche, los nódulos crecen un 1%, con la melaza pueden llegar a reproducirse hasta un 20% de su peso. Sigue estos pasos para reproducirlos de manera efectiva:

  1. Añadir un litro de agua (o leche), 100 gramos de gránulos de kéfir y 2 cucharadas soperas de melaza en un recipiente.
  2. Llevar a cabo los mismos pasos como si quisieras hacer tu propio kéfir.
  3. Una vez acabada la preparación, cuela las bolas. No te preocupes si salen de un tono más oscuro, siempre podrás lavar tus nódulos de kéfir.
  4. Tirar el agua kefirada que haya salido (su sabor es muy fuerte).
  5. Pesar los nódulos resultantes.

Si has hecho todos los pasos bien, verás que el peso de los nuevos nódulos rondará los 120 gramos, aunque todo depende un poco del tiempo que los hayas dejado fermentar y la cantidad de melaza.

No es muy recomendable usar siempre la melaza, ya que el agua kefirada resultante es un poco fuerte y los búlgaros poco a poco van cogiendo ese sabor. Siempre puedes apartar unos pocos para ir reproduciéndolos y cultivar tu kéfir en casa.

¿Hay alguna otra manera de conseguir bolas de kéfir gratis? Donantes

Dado que cada vez son más las personas que toman kéfir y sus hongos se van reproduciendo solos, ha crecido el número de donantes de kéfir que se pueden encontrar. Hay mucha gente que a través de foros, Milanuncios o de grupos de Facebook, regalan su kéfir de manera desinteresada.

Aunque pueda parecerte una broma, es cierto. En internet se pueden encontrar muchos posts en los que alguien dice “regalo kéfir” porque ya no saben qué hacer con ellos y les da pena tirarlos. Tan solo tienes que encontrar una de estas personas.

Si no, siempre puedes comprar nódulos de kéfir desde nuestra web, donde te mostramos las mejores ofertas al mejor precio, mejor incluso que en Amazon. Te será mucho más rápido, aunque te costará algo de dinero.

Además de cómo hacer hongos de leche, en nuestra web encontrarás:

3.8/5 (21 Reviews)
¡Comparte este artículo!